Nowhere

by Patricia Valley

Todos los lugares en los que no estuviste: de ahí eres, correspondes a los deseos. Perteneces a ese sitio del que por ser humano eres nativo y por el mismo hecho no tiene cabida en el mapa.

Ninguna parte.  De ahí vienes, permaneces, insistes y allí volverás. No te frustres por imaginar tu origen pero tampoco lo intentes demasiado. No existe.

Futuro mejorado, eso es Nowhere. La disciplina innata del hombre, del día a día buscando ese estado. Pero es que ese todo, no brilla como pensabas, ni tiene flores desconocidas; no tiene olores inventados, ni tiene amores eternos; no corresponde ni al presente ni al pasado cuando lo dejaste pasar; no es una leyenda, es la forma fácil de aceptar que tienes una razón de peso para que no te pese que Nowhere no se encuentra en ningún lugar.

Es la mejor religión. Un opiáceo que adormece la angustia de la limitación impuesta.Un chute para seguir pedaleando en una carrera infinita donde el ganador siempre es Nowhere.

Una caricia a tiempo completo y entre medias una bofetada si siente que eres demasiado feliz, su mejor llave si siente que desaparece tu duda.

Pero Nowhere también es toda la gente que necesita descifrarse a oscuras para verlo todo más claro.La que necesita silencio como método intrínseco de búsqueda justo antes de vomitar el lienzo, en la hoja del cuaderno más cercano o en el paso de baile donde quepa menos aire.

Nowhere se corresponde con todos los que se sienten demasiado acompañados sin que hayan tomado partida en tal decisión. El sitio de recreo para la gente poco práctica y que nos busca serlo. Los de funcionalidad cero en dosis de jornadas de 40 horas semanales; el resto del tiempo es Nowhere.

Afirmaciones y puntos finales entre el gentío que dejen los interrogantes para galaxias lejanas y Dioses de mil nombres.

La capilla ardiente del entusiasmo pausado.

Las personas que para la gente pierden el tiempo.

Las que dejan la palabra escondida entre mil pensamientos impronunciables.

Los que guardan sus secretos en la caja fuerte de su memoria con la contraseña más complicada.

Los que sufren buscando Nowhere pero anhelarán ese lugar descartado de la tierra cuando en ella, encuentren un lugar donde mantenerse con vida de rutinas automáticas.

Nowhere; limitado en tiempo e infinito en el espacio. Maravilloso como es. Silencioso tal como lo recuerdas y gritará si intentas despertarlo.

No hables alto, no ruegues saberlo, no califiques la incertidumbre como diferencial de tu especie.

Él te teme a ti más que tú a él.

 

 

 

 

Advertisements