La ambigüedad de lo inútil

by Patricia Valley

Y sobre qué escribo yo ahora que soy feliz y todas las decisiones están tomadas. Sobre qué puede uno soñar cuando sabe que lo accidental es el destino, sobre qué puede tropezar si las piedras no hacen el camino, sino la trinchera que nunca llega más arriba de tu cintura. El castigo de los 360 grados de realidad visionada.

Sobre qué puede uno estar más que sobre la tierra con el peso del cielo. Y nada pesa más que el azul mojado de una tormenta que te pilla sin paraguas, mientras llueven casualidades. Se empapan las dudas, se secan las ideas y caen encorvadas sobre el peso de la espalda para que la mirada en alza no vea las estrellas de arriba, para que no se te olvide que el asfalto es una ruina sobre el que la humanidad construyó su civilización y su pecado.

Sobre qué tiemblo ahora que no hay miedo. Sobre qué callo ahora que me han devuelto la lengua, mi mano. Sobre qué dolerme cuando la mano maneja un texto que es ajeno a todos los anteriores años de vida.Y me ha callado la pluma y se me ha desangrado el tintero y tenía tantas mentiras líquidas y heridas negras para soltar tantas verdades absurdas y trasparentes que ahora, explicadme sobre qué asienta uno las noches si detrás de la trinchera no hay guerra. Si los únicos disparos que oigas sean las hojas pisadas. Si la barricada es el empeño, de todo luchador del mundo que canibaliza su lanza en busca de que la tormenta no arrase la idea.

Y que sólo quede asfalto. Y que sólo en 360 grados se pueda mover tu cintura. La rotación de tu mundo.

Advertisements